Prótesis controladas por el cerebro. La vida en el 2050


Natalia JIménez Saldivar

En el año 2050, existirán prótesis controladas por el cerebro. Debido a accidentes o a diversas enfermedades, hay personas que han nacido sin alguna de sus extremidades, o las han perdido a lo largo de su vida. Para hacer su vida algo más sencilla, muchas usan prótesis de diversos tipos.

Pero con frecuencia las prótesis no son muy funcionales, ya que hasta hace no tanto eran simplemente extremidades rígidas que no aportan movilidad alguna, o que se articulan solo con influencia externa. Empresas como Open Bionics han desarrollado prótesis robóticas de antebrazo que detectan los movimientos musculares del usuario.

De por sí es un avance considerable, ya que permite crear prótesis inteligentes, con una movilidad más natural e intuitiva. Pero hay un paso más allá las prótesis conectadas al sistema nervioso. Al tener una conexión directa con el cerebro, mover y articular estas prótesis es tan simple como pensar en el movimiento que queremos hacer. Las prótesis deben estar conectadas al sistema nervioso, e incluso a los huesos. Estos electrodos detectan las señales del propio cuerpo y las envían a la prótesis, haciendo que realice los movimientos pensados por el usuario. Por si fuera poco,  las prótesis incluyen sensores, esto hace que los usuarios tengan, de forma artificial, sentido del tacto en su prótesis. 

Kennedy W, 2019, The phrotesis, Fotografía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *