¿Cómo serán los supermercados en el futuro?


Los supermercados del año 2050 podrán operar al menos un 40% menos de horas de trabajo empleadas, sin embargo, los empleados seguirán siendo parte fundamental para la eficiencia operacional del establecimiento.

Este supermercado consiste en mostrar los productos en tablas grandes con brazos mecánicos que distribuyen los productos, ubicadas junto con unos monitores que brindan información acerca de cualquier productor que el consumidor quiera adquirir.

Estos monitores proporcionan toda la información del producto que existe en el internet que no se encuentra en la etiqueta.

Por otra parte el sector de la distribución ha cambiado conforme a los años y de igual manera la forma de compra se ha ido adaptando a las nuevas necesidades de los consumidores con el fin de buscar una experiencia placentera y única al momento de realizar sus compras.

 Gracias a estas tecnologías no solo se desarrollará un sistema tecnológico altamente amigable con interacciones entre humano y máquina. Sino también aumentará el consumo seguro entre los compradores mismos, siendo proporcionados fácilmente y concretamente en un monitor informacional. El consumo de los productos saludables con estadísticas y gráficas honestas se propagará a lo largo de la comunidad local, provocando así aumento de los productos no solo saludables sino también honestos, ya que saber la información nutricional nunca ha sido más fácil que hasta ese momento.

Muchos colectivos están en contra de la revolución tecnológica bajo el argumento de que la empleabilidad dentro de este tipo de comercios bajaría para el ser humano. Sin embargo, el caso es todo lo contrario ya que estas mismas máquinas requerirán grandes cantidades de suministro y de organizado, así como un mantenimiento y limpieza constante en búsqueda del funcionamiento óptimo de manejar un margen de error mínimo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *