¿Cómo serán los hospitales del futuro?


INTRODUCCION:

La crisis sanitaria causada por la irrupción del SARS-CoV-2 (COVID-19) ha obligado a los centros hospitalarios y servicios sanitarios a buscar nuevas formas de organización para dar respuesta a la emergencia sanitaria. La adopción de soluciones innovadoras y nuevos procesos organizativos han otorgado un protagonismo esencial a los servicios clínicos ─que han liderado los centros─ y que han orientado sobre las necesidades de infraestructura, de los flujos de pacientes y del material necesario.

Los principales cambios implementados corresponden con las recomendaciones planteadas en este trabajo que se plantea como El Hospital del Futuro”

DESARROLLO:

La inteligencia artificial ayudará a los médicos a tomar decisiones

La inteligencia artificial (IA) no va a reemplazar la función del médico en un futuro cercano, pero en la próxima década podría convertirse en una herramienta más común para el cuidado de los pacientes.

La cardiología es un área donde hay un interés creciente en IA. Una investigación rotunda se está creando computadoras entrenadas para reconocer pautas e interpretar imágenes de cualquier órgano del cuerpo en tiempo real no solo del corazón para que tengan la imagen del cualquier órgano y las operaciones sean más eficientes y tener mejor visión y espacios del órgano.

La impresión de órganos en 3D con biomateriales es una de las más prometedoras. Estas impresoras ya se usan para fabricar instrumental médico, implantes y prótesis o la creación de férulas a medida según se escanea la lesión en 3D la piel humana, un proceso que se puede completar e implantarse en menos de 24 horas. 

La nanotecnología para el diagnóstico de enfermedades y dispensar los fármacos de forma más efectiva, liberando nanopartículas directamente en un tumor.

También, por otro lado, se están utilizando exoesqueletos para pacientes en centros de rehabilitación, pero en un futuro se empleará como sustituto de las sillas de ruedas.

TELEMEDICINA En el cuidado directo de los pacientes ingresados, se han implantado o ampliado iniciativas de digitalización o de telemedicina, mediante la telemonitorización en salas de hospitalización convencional, la obtención de electrocardiogramas con dispositivos reducidos fáciles de usar y esterilizar, y mediante teleasistencia, o consultas virtuales, para incrementar el número de visitas y reducir la exposición de los profesionales y el consumo de equipos de protección, así como llamadas con dispositivos móviles al paciente o a la familia.

CONCLUSIONLa inteligencia artificial será indispensable en los hospitales del futuro. La clave será lograr el equilibrio entre la inteligencia artificial y la interacción humana.

Nuestros hospitales ya caminan hacia el futuro

Nuestros hospitales han hecho un gran esfuerzo para adaptarse a las nuevas necesidades asistenciales, pero aún queda mucho camino por recorrer. 

Debemos seguir apostando por la investigación, innovación y las nuevas tecnologías para crear sistemas asistenciales que sean capaces de dar respuesta a las demandas de los pacientes, creando un sistema de salud que cada vez sea más personalizado, más eficiente y de mayor calidad.